• 0.jpg
  • 1.jpg
  • 2.jpg
  • 3.jpg
  • 5.jpg
  • 7.jpg

Vigilia permanente por la vida y la paz

Visto: 722

Estamos aquí porque somos las madres, las hijas, hermanas, amigas y compañeras de 112 hombres y mujeres de nuestro Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, cuyas vidas nos fueron arrebatadas por quienes pretenden minar con la guerra el camino de Paz y la reconciliación que viene transitando el pueblo colombiano.

Mujeres de organizaciones sociales, populares y políticas, desde la diversidad que nos constituye como campesinas, indígenas, jóvenes, negras, artistas, estudiantes y trabajadoras, nos hemos unido para declarar el inicio de una VIGILIA PERMANENTE POR LA VIDA Y LA PAZ, y solicitar el amparo de la Iglesia Católica bajo la figura del Asilo Eclesiástico, ante el inminente riesgo en el que se encuentra la vida e integridad de las y los luchadores sociales en nuestro país.

Hemos venido a la iglesia, a la calle y a la plaza, a denunciar la continuidad de un proceso de exterminio político. En los últimos meses no ha pasado una semana en que las lágrimas, la rabia y la impotencia no nos ronden; la violencia estatal y paramilitar silencia con sus balas la palabra disidente, pretende encarcelar las ideas y los sueños, amenaza nuestro futuro colectivo y la persistencia de la lucha por mejores condiciones de vida para nuestras comunidades.

Estamos aquí porque somos las madres, las hijas, hermanas, amigas y compañeras de 112 hombres y mujeres de nuestro Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, cuyas vidas nos fueron arrebatadas por quienes pretenden minar con la guerra el camino de Paz y la reconciliación que viene transitando el pueblo colombiano.

Hoy somos cientos de Mujeres encarnando los ideales de Maricela TombéWilliam Castillo,Klaus ZapataWilmer MorenoAlexander OimeSharon DarianaHernando Pérez, ellos y ellas que quizá para la prensa son desconocidos, son semilla y corazón de las luchas de nuestro pueblo.

Reafirmamos las palabras del Papa Francisco I: “Para conseguir la Paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra”, y nosotras estamos llenas de valor para defender y construir la Colombia en Paz con Justicia Social que ellos y ellas soñaron.

Nuestro llamado desde esta Vigilia Permanente es por la vida de las y los luchadores sociales y por la libertad de los más de 300 prisioneros y prisioneras políticas, integrantes de nuestro movimiento que han sido encarcelados a partir de montajes judiciales, por pensar diferente, por organizarse y construir un nuevo mañana.

Amparadas bajo la figura de Asilo Eclesiástico ante el grave riesgo que corren nuestras vidas, solicitamos a la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal establecer un diálogo con nosotras que permita:

  • Brindar garantías para el desarrollo de nuestra VIGILIA PERMANENTE POR LA VIDA Y POR LA PAZ.
  • Interceder desde la Conferencia Episcopal de Colombia ante el gobierno nacional frente a nuestras solicitudes de garantías reales para el ejercicio de la oposición política en Colombia.
  • Establecer un diálogo con nosotras en vía de aportar a la concreción de la veeduría nacional e internacional frente a las violaciones a los Derechos Humanos.
  • Ampararnos bajo la figura de Asilo Eclesiástico ante el grave riesgo que corren nuestras vidas, representado en la actual situación de persecución a la que nos vemos sometidas.
  • Coadyuvar en la gestión de solicitud de una audiencia con el Papa Francisco I, con el propósito de elevar ante el vaticano una denuncia formal por la situación manifiesta.
  • Pronunciarse desde la Conferencia Episcopal de Colombia frente al contexto nacional de violencia sociopolítica.

Al Estado Colombiano

  • La presencia del Presidente de la República Juan Manuel Santos Calderón, para que directamente exprese las garantías que su gobierno está dispuesto a brindar a la oposición política en Colombia y se brinden respuestas institucionales, por los hechos recientes que evidencian una grave crisis en materia de Derechos Humanos del Movimiento Social y Popular.
  • Priorizar las investigaciones y establecer la competencia de Fiscales especializados en Derechos Humanos sobre los diversos casos de violación a los DDHH contra miembros del Movimiento Social y Popular, en especial los 112 casos de asesinatos de integrantes de la Marcha Patriótica que conduzcan a clarificar los hechos y a individualizar responsables.
  • Establecer un espacio de interlocución con los Ministerios del Interior y de Justicia para la inmediata revisión de los más de 300 casos de procesos judiciales adelantados en contra de miembros de la Marcha Patriótica.
  • Implementar un plan para el desmonte del paramilitarismo, como compromiso irrestricto del Gobierno colombiano.

A las delegaciones de paz del gobierno nacional y de las FARC – EP.

  • Generar un espacio de encuentro entre las delegaciones de paz y las organizaciones Defensoras de Derechos Humanos.
  • Generar una estrategia eficaz, eficiente y pronta para dar respuesta a la reestructuración del paramilitarismo en diversas regiones del país.
  • Impulsar desde la Mesa de Diálogos de La Habana en desarrollo del Acuerdo parcial sobre víctimas y compromiso sobre derechos humanos, la conformación de una mesa de garantías de no repetición que tenga como tarea el conformar una veeduría nacional e internacional frente a las violaciones a los Derechos Humanos del Movimiento Social y Popular.

Desde esta VIGILIA PERMANENTE POR LA VIDA Y LA PAZ exhortamos al gobierno nacional, a la Procuraduría General de la Nación, a las instituciones de justicia, a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, y los demás organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales, al Movimiento de Mujeres, a la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz, a la iniciativa de Un Millón de Mujeres de Paz, a los partidos, movimientos y organizaciones políticas, a los países garantes del proceso de diálogo que se desarrolla en La Habana y a la sociedad en general, a que evitemos un genocidio más que nos cuestione como civilización.

¡NUNCA MÁS la impunidad y la muerte!

¡SÓLO LA VIDA DIGNA, CON JUSTICIA SOCIAL NOS RECONCILIA!

¡Que se callen los fusiles para que hablen las mujeres y los pueblos a favor de la paz!

Mujeres del movimiento político y social Marcha Patriótica