• 0.jpg
  • 1.jpg
  • 2.jpg
  • 3.jpg
  • 5.jpg
  • 7.jpg

¡LIBERTAD PARA CARLOS MORALES!

Visto: 802

logo marcha

 

Domingo 04 de septiembre de 2015, Bogotá

El Movimiento Político y Social Marcha Patriótica rechaza de manera enfática la detención arbitraria deCARLOS ARTURO MORALES MAYORGA, defensor de derechos humanos de la Corporación Acción Humanitaria por la Paz y Convivencia del Nordeste Antioqueño – CAHUCOPANA y dirigente de Marcha Patriótica de la región, y de su jefe de seguridad JUAN GUILLERMO ROJO. Exigimos su liberación inmediata, el respeto a la presunción de inocencia y al debido proceso. Expresamos toda nuestra solidaridad con sus familiares, amigos y compañeros por este nuevo caso de persecución, estigmatización y judicialización de un defensor de la vida, la tierra y el territorio.

 

CARLOS fue detenido el pasado 29 de septiembre, resultado de una diligencia judicial que no le brindó garantías, por hechos sucedidos días antes en el municipio de Yondó (Antioquia), cuando durante una situación de inminente peligro contra su vida, su jefe de seguridad, el señor JUAN GUILLERMO ROJO, asignado por la Unidad Nacional de Protección, se vio obligado a responder a disparos efectuados en el local donde se encontraban reunidos. Destacamos la impecable labor de JUAN GUILLERMO en sus labores de protección, y rechazamos que se pretenda tergiversar la situación ocurrida para justificar las judicializaciones de GUILLERMO Y CARLOS.

En diferentes ocasiones ya habían sido denunciadas la persecución ilegal, el hostigamiento y el asedio por parte de la fuerza pública contra CARLOS, contra CAHUCOPANA, y contra el conjunto de dirigentes y comunidades campesinas del Nordeste Antioqueño. Ahora son los entes judiciales quienes criminalizan y persiguen a este reconocido dirigente, cuya única responsabilidad es su importante trayectoria en la defensa de los derechos de las comunidades campesinas más golpeadas por el conflicto social, político, económico y armado. Comprendemos este proceso como una represalia por la labor de CARLOS, como un falso positivo judicial más, que entra a engrosar las cifras de violaciones de derechos humanos contra defensores, y a aumentar el número de prisioneros políticos.

Llamamos a las autoridades colombianas a actuar con diligencia y esclarecer los hechos ocurridos, para que prevalezca el derecho a la libertad y al buen nombre de nuestros compañeros. Le reiteramos al gobierno nacional y al conjunto de entidades estatales que la paz con justicia social requiere de garantías mínimas, que continúan siendo vulneradas, y que con ello contradicen los acuerdos pactados con el movimiento agrario articulado en la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, así como los preacuerdos de paz de la Habana. Que la liberación de CARLOS y de JUAN GUILLERMO, y del conjunto de prisioneros y prisioneras políticas del país, sea un gesto inconfundible de paz con el movimiento social y político en Colombia.

 

¡PAZ SON GARANTÍAS, LIBERTAD PARA TODOS LOS PRISIONEROS POLÍTICOS!

MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA